Charo Ruiz

Hija y nieta de modistas, crece en su Sevilla natal entre tejidos y patrones. Inicia su propia carrera en la industria como modelo en la Barcelona de los sesenta y a finales de los setenta, se afinca en Ibiza creando su propio taller y showroom en la isla, reinterpretando el concepto de moda ibicenca.

El proyecto que sin pretensiones Charo inició entonces, es actualmente una empresa familiar e independiente liderado por sus dos hijos Pablo y Paloma, otorgando una nueva perspectiva al negocio respetando el ADN de la casa y enfocados en seguir proyectando el propósito por el que nació la marca: reivindicar la tradición, la admiración de lo femenino y la libertad de la isla que les vio crecer.

Su misión principal es la de trabajar con las múltiples referencias de la Ibiza más pura;  señalando la importancia de nuestro legado cultural, y utilizarlas para crear piezas que puedan vivir tanto como los recuerdos de esta isla idílica y eterna.